¿Qué es el Plan PIVE?

El Plan PIVE también se conoce como Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente y se trata de un Real Decreto, cuyo objetivo es renovar las flotas de transporte en España. Ya se han llevado a cabo varias ediciones y en cada una hay ciertas normas específicas a cumplir.

Cabe destacar, la máxima intención de este plan en España es reducir el consumo energético a través de la modernización o renovación de todo el parque automovilístico. Es decir, que se busca la implementación de modelos más eficientes que impliquen un menor consumo de combustible y emisiones de CO2.

Entre las aspiraciones del plan PIVE destacan el reemplazo de 1.185.000 carros antiguos, en este sentido se logra un ahorro al año de 412 millones de litros de combustible, en suma a que se evita la importación de petróleo y se reduce la emisión de CO2, aspectos realmente favorables para cualquier nación y de suma importancia para su desarrollo.

La convocatoria más reciente de este plan ha sido de la número 8 el año pasado y contó con un presupuesto de 225 millones de euros, además se espera que esta sea la última. Es importante mencionar, esta es la que mayor presupuesto ha tenido en comparación con todas las ediciones anteriores.

Funcionamiento del Plan PIVE

En cuanto al funcionamiento, ha sido el mismo en todas las ediciones, los beneficiarios pueden ser particulares, así como empresas pequeñas y medianas. El requisito principal es que entreguen un coche de más de 10 años durante la compra del nuevo.

Asimismo, la ayuda económica representa 750 euros por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y 750 euros por el fabricante o concesionario, para un total de 1500 euros. Aunque hay algunas excepciones, por ejemplo para las familias numerosas que compren un automóvil de más de 5 plazos y para discapacitados de movilidad reducida que requieran uno adaptado, recibirán un total de 3000 euros.

Entre otras cosas, el coche a aportar debe tener más de 10 años para su achatarramiento y la  Inspección Técnica de Vehículos. En cuanto al vehículo a comprar, debe ubicarse entre los 20.000 a 40.000 euros y cumplir con la eficiencia energética.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *